LO MAS LEIDO: › Reynaldo Escobar, el bloguero que reporta para la SINA............ › ¿Qué hacía Yoani Sánchez en casa del Jefe de la SINA? ............. › Wikileaks pone al descubierto a los "banqueros" de las Damas de Blanco ..................› Celebra Yoani Sánchez aniversario de organización terrorista de Miami ..............› Organización terrorista defiende a las Damas de Blanco ................. › Penúltimosdias y Yoani Sánchez, II Temporada: El enfrentamiento ..............› ¿Cuánto le paga EE.UU. a las Damas de Blanco? (Galería de cheques) ................. › Mercenarios cubanos celebraron Día de la DependenCIA ..............› El CPJ y las mentiras sobre los mercenarios que nunca fueron periodistas .................› Yoani Sánchez no tiene qué comer, y se gasta miles de dólares para denunciarlo.............. › EE.UU. confiesa haber inventado a blogueros mercenarios..............› Yoani Sánchez: "Face" de Tabla.................› El movimiento 15-M y los daños colaterales..............› George Bush promueve primavera árabe en Cuba ............... › Yoani Sánchez, con la SINA metida en su casa.............› Yoani Sánchez y la mentira que no cuadra con el billete..............› Asegura Freedom House que Yoani Sánchez y sus acólitos publican información prohibida ............... › Obama no ve cambios en Cuba..............› La muerte de un "disidente" y el garganta profunda de El Nuevo Herald ............. › Periódico El País denuncia mentira de Yoani Sánchez..............› El marido de Yoani Sánchez defiende a la Voz de los Mercenarios en Cuba............... › Dándole la patada a la botella..............› EEUU manipula deserción de médicos cubanos...............› Estados Unidos premia mercenarismo de Damas de Blanco.................› El Camaján, cómplice del terrorismo..................... › ¿Quién paga a los mercenarios de la Ciberguerra contra Cuba? ............... › Un fascista llamado Ernesto Hernández Bushto ....................› Pensar la (ciberguerra) contra Cuba.............› Las contradicciones de Ernesto Hernández Bushto.............› La FUPAD contra Cuba: otro eslabón de la estafa al contribuyente norteamericano............› Lapidando a Yoani Sánchez, otra vez................ › Yoani Sánchez y James Carter dialogan sobre las "redes civiles" en Cuba .............› Las demandas secretas de Yoani Sánchez .............› Ciberguerra. Las Razones de Cuba...........› Mercenarios propician invasion a Cuba............› La BBC sobre la Ciberguerra............› Lágrimas de Pájaro Tieso.........› Un documental sobre las Revoluciones de Colores.......› Yoani Sánchez: mejor que me calle...........› Legislador de EE.UU. defensor de Posada Carriles se preocupa por Alan Gross............› Hillary Clinton reafirma su "compromiso personal" con mercenarios cubanos ............› Yoani Sánchez, qué clase de coraje.........› Revelan nuevas conexiones entre agente de la CIA, Yoani Sánchez y el gobierno de EE.UU........›Reconoce Hillary Clinton misión subversiva de Yoani Sánchez......› Robert Guerra, el agente de la CIA amigo de Yoani.......... › Yoani Sánchez sale del closet, otra vez ..............................  

miércoles, 7 de diciembre de 2016

¿Por qué Cuba entera es Fidel?



Por M. H. Lagarde

Después de la fiesta y la pachanga que los dejó nuevamente muy mal parados a los ojos de la opinión mundial, los inmorales de Miami han tratado de justificar la desvergüenza de celebrar la muerte de Fidel aduciendo que no celebran la muerte de un hombre, sino la de una ideología.

Por lo visto los descerebrados de esa ciudad del sur de la Florida no saben, quizás porque no tienen, que los hombres mueren, pero algunas ideologías son inmortales.


No sé qué dirán ahora luego de estos días de duelo nacional en los que todos los cubanos salieron a las calles, los parques, las carreteras, para gritar al paso de la caravana con los restos mortales del líder de la Revolución: "Yo soy Fidel".


Cabe preguntarse, si los que durante más de medio siglo han tratado de asesinar a líderes y vencer por terrorismo y hambre, bloqueo mediante, la resistencia de una nación, se pasarán la vida celebrando la muerte de cada uno de los millones en los que se multiplicó el ideario de Fidel.

Las ideas, que valen más que trincheras de piedras, reencarnan, después de la muerte de algunos hombres, en otros muchos.  

No hay mejor ejemplo que el ideario martiano que reencarnó en la generación del centenario que atacó al Moncada y que hoy, con la muerte de Fidel, se esparce a todo un pueblo. Sólo los ignorantes defensores de las teorías biologicistas creen que las revoluciones fueron hechas o que su trascendencia depende de la existencia de un solo hombre.


Son precisamente las ideas, que impulsan determinadas acciones, las que calan en los pueblos. Si hoy toda Cuba es Fidel es porque cuando llegó el Comandante mandó a parar medio siglo de neocolonia, de individualismo, de la explotación y represión de la burguesía anexionista que el primero de enero de 1959 salió huyendo hacia Miami.


Los principios de justicia social, igualdad, educación, cultura, dignidad, antiimperialismo y solidaridad que nos legó Fidel perdurarán en esta tierra por los siglos de los siglos, no solo por su carácter profundamente humanista, sino porque fue precisamente Fidel quien nos enseñó que las ideologías no son solo abstracciones para leer en los libros de texto o impresionar en la majestuosidad de los monumentos, sino que, además de perdurar en la mente y el corazón de muchos hombres, pueden convertirse en realidad.


domingo, 27 de noviembre de 2016

El troglodita Trump y la fiesta de Miami

Fidel en Playa Girón

Por M. H. Lagarde

En otra muestra de su ineptitud política y de su proyección neofascista el recién electo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, arremetió el pasado sábado de forma irrespetuosa  y ofensiva contra el pueblo de Cuba.

En un comunicado hecho público pocas horas después del deceso del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, el presidente más impopular jamás electo en Estados Unidos afirmó que:

 "Hoy, el mundo marca el fallecimiento de un brutal dictador que oprimió a su propio pueblo por cerca de seis décadas. El legado de Fidel Castro es uno de escuadrones de fusilamiento, robo, sufrimiento inimaginable, pobreza y la negación de los derechos humanos fundamentales.

“Mientras Cuba sigue siendo una isla totalitaria, es mi deseo que este día signifique alejarse de los horrores que han durado demasiado, e ir hacia un futuro en el que el maravilloso pueblo cubano finalmente viva en la libertad que tanto merece.

“Aunque las tragedias, muertes y dolor causados por Fidel Castro no puedan ser borrados, nuestro gobierno hará todo lo posible porque el pueblo cubano pueda finalmente iniciar su viaje hacia la prosperidad y la libertad".

El irrespetuoso mensaje de Trump contrasta con las declaraciones de decenas de dirigentes políticos y figuras mundiales, incluyendo las del presidente saliente de Estados Unidos, Barack Obama, quien resaltó las emociones poderosas que provocó el compañero Fidel a lo largo de su vida, cómo impactó la Revolución en la vida de los cubanos y expresó sus condolencias a la familia del líder cubano.

La última bravuconada de Trump, en cambio, estuvo a tono con la inmoral fiesta para celebrar "por la muerte de Fidel" que cientos de cubanos protagonizaron,  en la madrugada del sábado, frente al restaurante Versailles de Miami, donde brindaron con champan y gritaron ofensas contra la memoria del recién fallecido líder cubano.

Como señaló Trump en su comunicado: "Me uno a los cubanoestadounidenses que me respaldaron durante la campaña presidencial, incluyendo la Asociación de Veteranos Brigada 2506 que me dio su apoyo, con la esperanza de que un día pronto veamos una Cuba libre".

Por lo visto el nuevo presidente quien perdió por sus pronunciamientos contra los inmigrantes y las mujeres la elección popular frente a la candidata demócrata Hillary Clinton, nada menos que por una diferencia de dos millones de votos, parece dispuesto a repetir el error de aquellas administraciones norteamericanas que optaron por beneficiar a un grupo de mafiosos herederos de la sangrienta dictadura de Fulgencio Batista en detrimento de los derechos humanos, no solo de la inmensa mayoría del pueblo de Cuba, sino también de los propios ciudadanos estadounidenses.

Durante su visita electorera a la brigada 2506 alguien debió decirle al próximo mandatario como un grupúsculo de mafiosos anticubanos embarcó con sus mentiras a la administración Kennedy en la fallida invasión de Bahía de Cochinos, la primera gran derrota del imperialismo en América.

Los batistianos, que después de asesinar a 20 mil jóvenes cubanos, y que tras el triunfo de la revolución encontraron asilo seguro en los Estados Unidos, lograron entonces convencer al gobierno de turno de que cuando los miembros de la invasora brigada 2506 desembarcaran en la Ciénaga de Zapata el "oprimido" pueblo de Cuba se lanzaría a las calles en su apoyo.

Como se sabe ocurrió todo lo contrario, el pueblo de Cuba salió a las calles en masa pero para seguir a su líder Fidel Castro a defender a la recién proclamada primera Revolución Socialista en América a solo 90 millas del imperio. La invasión de los electores de Trump duró solo 72 horas.

Si a partir de este lunes el nuevo presidente no está muy ocupado con el reality show de elegir su gabinete o en acariciar a alguna que otra modelo deslumbrada por su dinero, podrá conocer al verdadero pueblo libre de Cuba cuando salga de nuevo a las calles a rendirle tributo póstumo al más grande cubano del siglo XX.

Será sin dudas otra oportunidad para Donald Trump de elegir entre la verdad y la mentira, entre los vencedores o los derrotados.

Ha muerto el padre de todos los cubanos dignos


Por M. H. Lagarde

Ha muerto el padre de los cubanos. Fidel, el dirigente estudiantil, el asaltante del Moncada, el rebelde de la Sierra, el Comandante de la Caravana de la Victoria, el de la Reforma Agraria, la Nacionalización, el vencedor de Girón, que construyó una revolución socialista en las narices del imperio, el triunfante luchador contra el apartheid en África, el blanco inalcanzable de los asesinos de la CIA.

El hombre que convirtió los cuarteles en escuelas y le devolvió la dignidad a los cubanos. "La cultura es la espada de la nación", dijo quien alfabetizó a todo un pueblo. Por él Cuba dejó de ser una islita insignificante en el mapa para convertirse en una potencia deportiva y de la solidaridad. Los médicos de Fidel invadieron el mundo y salvaron millones de vidas de pobres civiles en todos los puntos cardinales del planeta.
Fidel, el orador, quien gracias a la magia de la televisión entraba en todos los hogares hasta convertirse en el maestro, en el miembro de la familia que sabía siempre lo que iba a pasar y lo que había que hacer. El hombre que nunca se calló la verdad en ninguna tribuna internacional y puso su verbo elocuente y conmovedor al servicio de todos los pobres de la tierra y en defensa de la humanidad.

Su obra gigante dejó una impronta en cada minuto de la segunda mitad del siglo XX y, sin dudas, su triunfo mayor tuvo lugar cuando se derrumbó el campo socialista y Fidel dijo que Cuba era un eterno Baraguá y que los cubanos, pasara lo que pasara, no renunciarían a sus principios humanistas. Los convencidos por la teoría de que Cuba era un satélite de la Unión Soviética entonces creyeron, una vez más, que el héroe de Cinco Palmas se había vuelto otra vez loco. Esa fue su mayor victoria contra el enemigo que aún saborea la fruta madura. Cuba se volvió rebelde otra vez, ya no contra una dictadura sangrienta, sino contra un mundo sin utopías ni sueños. Pero el ejemplo de Fidel, su valor y resistencia, fueron el plato fuerte de esos días de hambre y escaseces.

Esa página de gloria escrita por Fidel y sus hijos llevó al imperio a replantearse su estrategia hacia Cuba y a trocar el garrote por la zanahoria.
En sus últimos años, y en un exceso de modestia, convertido en el compañero Fidel, su desvelo fue el futuro de la especie humana. En sus reflexiones volvió una y otra vez sobre los peligros que entraña un posible holocausto nuclear y sobre los devastadores efectos del cambio climático.
El padre de todos los cubanos dignos ha muerto, pero sus millones de hijos en Cuba y en el mundo continuarán su obra. Hombre inigualable y excepcional, con su ausencia física les deja a todos sus hijos en herencia la posibilidad de ser su propio Comandante en Jefe.

Ha muerto el padre de todos los cubanos dignos


Por M. H. Lagarde

Ha muerto el padre de los cubanos. Fidel, el dirigente estudiantil, el asaltante del Moncada, el rebelde de la Sierra, el Comandante de la Caravana de la Victoria, el de la Reforma Agraria, la Nacionalización, el vencedor de Girón, que construyó una revolución socialista en las narices del imperio, el triunfante luchador contra el apartheid en África, el blanco inalcanzable de los asesinos de la CIA.

El hombre que convirtió los cuarteles en escuelas y le devolvió la dignidad a los cubanos. "La cultura es la espada de la nación", dijo quien alfabetizó a todo un pueblo. Por él Cuba dejó de ser una islita insignificante en el mapa para convertirse en una potencia deportiva y de la solidaridad. Los médicos de Fidel invadieron el mundo y salvaron millones de vidas de pobres civiles en todos los puntos cardinales del planeta.
Fidel, el orador, quien gracias a la magia de la televisión entraba en todos los hogares hasta convertirse en el maestro, en el miembro de la familia que sabía siempre lo que iba a pasar y lo que había que hacer. El hombre que nunca se calló la verdad en ninguna tribuna internacional y puso su verbo elocuente y conmovedor al servicio de todos los pobres de la tierra y en defensa de la humanidad.

Su obra gigante dejó una impronta en cada minuto de la segunda mitad del siglo XX y, sin dudas, su triunfo mayor tuvo lugar cuando se derrumbó el campo socialista y Fidel dijo que Cuba era un eterno Baraguá y que los cubanos, pasara lo que pasara, no renunciarían a sus principios humanistas. Los convencidos por la teoría de que Cuba era un satélite de la Unión Soviética entonces creyeron, una vez más, que el héroe de Cinco Palmas se había vuelto otra vez loco. Esa fue su mayor victoria contra el enemigo que aún saborea la fruta madura. Cuba se volvió rebelde otra vez, ya no contra una dictadura sangrienta, sino contra un mundo sin utopías ni sueños. Pero el ejemplo de Fidel, su valor y resistencia, fueron el plato fuerte de esos días de hambre y escaseces.

Esa página de gloria escrita por Fidel y sus hijos llevó al imperio a replantearse su estrategia hacia Cuba y a trocar el garrote por la zanahoria.
En sus últimos años, y en un exceso de modestia, convertido en el compañero Fidel, su desvelo fue el futuro de la especie humana. En sus reflexiones volvió una y otra vez sobre los peligros que entraña un posible holocausto nuclear y sobre los devastadores efectos del cambio climático.
El padre de todos los cubanos dignos ha muerto, pero sus millones de hijos en Cuba y en el mundo continuarán su obra. Hombre inigualable y excepcional, con su ausencia física les deja a todos sus hijos en herencia la posibilidad de ser su propio Comandante en Jefe.

jueves, 17 de noviembre de 2016

¿Cine independientes de quién?

Hace varias semanas, las agencias de noticias y algunas financiadas para trastocar la verdad sobre Cuba, andan alabando un nuevo filme “independiente” titulado “Santa y Andrés”, el que fue rápidamente estrenado en el Festival Internacional de Cine de Toronto, en septiembre 2016, y exhibido durante una gira europea, hasta llegar al Festival Internacional de San Sebastián, algo que dice del respaldo con el que cuenta y los fines que pretende lograr, pues películas cubanas de otros temas no alcanzaron tal divulgación.
(...)
Para este largometraje que pretende enturbiar la obra revolucionaria, contó con financiamiento de la embajada de Noruega en la Habana, la coproducción del colombiano Gustavo Pazmin y del francés Samuel Chauvin, más la excepcional oportunidad de que pasara por varios talleres internacionales durante la preproducción, como el de Ibermedia, CINERGIA, CINEMART, la beca Carolina de la Fundación SGAE (Sociedad General de Autores y Editores de España) entre otros, además de la amplia divulgación en sitios anticubanos como Martí Noticias, Diario de Cuba, el periódico digital 14y Medio, creado por la CIA para Yoani Sánchez, y la revista “independiente” Cuba Posible.


Leer Más

lunes, 24 de octubre de 2016

La Libertad de la Fe




Daína Caballero Trujillo

“Si en una revolución que entraña tanta justicia como la revolución socialista en Cuba existiera forma alguna de discriminación con relación a una persona por un motivo religioso, esto sólo sería útil a los enemigos del socialismo, a los enemigos de la Revolución” [i]

En nuestra Constitución actual, aprobada en plebiscito popular en 1976, se declaró públicamente el respeto al derecho ciudadano de profesar o no una creencia religiosa. El estado cubano pasa de ser ateo a ser laico a partir del IV Congreso de Partido Comunista de Cuba.

Han pasado más de cincuenta años del triunfo de la Revolución, pero el principio  de respeto a la libertad de religión en Cuba sigue siendo un hecho y aunque no de forma homogénea, dentro de los sectores ecuménicos  ha ido creciendo la concientización del rol que pueden asumir las iglesias en nuestro entorno social.

En palabras de Osbel Gutiérrez Pila, Presidente de la Convención Bautista de Cuba Oriental, muchas de las instituciones religiosas cubanas han contribuido con sus proyectos comunitarios y sus preceptos religiosos a defender el proceso revolucionario. “Perseguimos objetivos comunes: el bienestar del ser humano, entonces como no coincidir y apoyarnos mutuamente”.



Decía Frei Betto en el libro Fidel y la Religión: “Creo que no hay ningún pueblo en la historia humana que no haya tenido una religión difusa.” Cuba también recorrió caminos intrincados en este sentido, algunas iglesias no pudieron concebir la profundidad de los cambios revolucionarios, pero otros comprendieron que esta Revolución se gestaba también con ellos y para ellos.



Legalmente en nuestro país existe la separación entre Iglesia y Estado, es decir, uno no se subordina a otro, pero no son excluyentes. En nuestra Carta Magna se expresa que el Estado cubano reconoce, respeta y garantiza la libertad de religión.



Y cómo no hacerlo si más allá de entender la libertad religiosa como un derecho fundamental de cada ser humano de elegir libremente su religión, o de no elegir ninguna, y ejercer dicha creencia públicamente, sin ser víctima de opresión, discriminación o intento de cambiarla a la fuerza, Cuba es un país de creencias, de una religiosidad popular profundamente arraigada.







Números para creer…



En Cuba están inscritas en el Registro Nacional de Asociaciones 55 instituciones protestantes y evangélicas, 595 espiritistas, para un total de 687, también están registradas la Iglesia Ortodoxa Rusa y Griega, la Liga Islámica de Cuba, la Comunidad Hebrea de Cuba, así como 1118 Asociaciones Fraternales.


En Ciudad de La Habana se concentra aproximadamente el 75 por ciento de las mismas. Todas son reconocidas, están registradas acorde a las leyes y realizan su labor bajo sus principios doctrinales, teológicos y organizacionales.

En todo el país funcionan con entera libertad miles de templos y casas cultos, además de 8 centros ecuménicos, como el Consejo de Iglesias de Cuba, el Centro Martin Luther King, el Seminario Evangélico de Teología de Matanzas, entre otros.

Muchas de estas instituciones religiosas y fraternales cuentan con sus publicaciones, la mayoría inscritas oficialmente en el Instituto Cubano del Libro,  incluso algunas tienen sus propias imprentas. 


Publicaciones como Caminos, Boletín Compartir, Cuba Teológica, son espacios de debate y reflexión acerca de temas teológicos y sociales, que no sólo se circunscriben a la realidad cubana sino también a la del continente Latinoamericano.

Cuba es uno de los pocos países del mundo que, en menos de 20 años, ha recibido la visita de tres Papas de la Iglesia Católica, así como la de decenas de líderes mundiales y dirigentes de diferentes religiones.

Si todo esto no es tener libertad religiosa ¿cómo se califica entonces?

“Consideramos que se debe respetar el derecho de los ciudadanos a su creencia, como hay que respetar su salud, su vida, su libertad y todos los demás derechos. Es decir, considero que ese es un derecho inalienable del individuo, a su pensamiento filosófico, a su creencia religiosa, a tenerla o no tenerla….no es una simple cuestión de táctica política.”[ii]



La libertad religiosa supone buscar y seguir la verdad, la verdad social, política, incluso esa verdad profunda de cada individuo pero no significa esa libertad, facultad para constituir un libre albedrío.



Muchas veces ha estado Cuba en el punto de mira cuando se trata del tema religión, pero es casi ingenuo pensar que un pueblo, un país que es soberano y que entiende la Libertad como su principio guía, no sea libre también religiosamente. Cómo evitar, cómo no tener en cuenta esa mezcla de creencias que es Cuba, que nos identifica, que nos hace ser y existir. Sencillamente es imposible.







[i] [i] Fidel Castro. Fidel y La Religión. Frei Betto. 1985


[ii] Fidel Castro. Fidel y La Religión. Frei Betto. 1985


jueves, 15 de septiembre de 2016

¿A quién le vendió su alma Alexis Valdés?

El humorista Alexis Valdés
Tras iniciarse los vuelos de las aerolíneas de Estados Unidos a Cuba, el actor y presentador de televisión cubano Alexis Valdés  ha lamentado que la normalización de relaciones entre Cuba y Estados Unidos no haya traído una apertura para los ciudadanos caribeños que "viven y trabajan fuera de Cuba".

Así se lo se lo dejó saber al portal 'Primera Hora', donde además dijo que se considera una persona mal vista por el gobierno de la mayor de las Antillas. "Durante muchos años todos los cubanos que trabajamos en un medio en Miami te ven como persona un poco non grata, desde el punto de vista oficial", criticó.

Desde su punto de vista esta situación no ha cambiado y aseguró que los cubanos que trabajan en territorio estadounidense siguen en la misma posición.

"Fui de los muy esperanzados y de los que desde el primer momento apoyé (el acercamiento), y de cierta manera tratas de influenciar a los demás con tu positividad, pero también veo que no ha pasado lo que esperaba, que ha sido política", lamentó Valdés a la citada publicación.

Alexis Valdés quiere volver a trabajar en la Cuba que le vio crecer, a pesar de que es consciente de las dificultades actuales. Y recuerda con nostalgia su última presentación en La Habana  en 2004 en el teatro Mella durante  el festival de humor.  De hecho Valdés recordó aquella ovación cerrada con el "público en pie durante 10 minutos". "Recuerdo que yo no podía actuar y al ver eso me puse a llorar", relató el actor.

Alexis Valdés sin dudas ha tenido mala suerte porque cada es mayor la cantidad de cubanos que visitan la Isla. Después de la nueva política cubana se contabilizan en más de medio millón la gran mayoría  de ellos trabajan y viven en Miami y nadie, en la Isla, mucho menos el gobierno los trató como personas non grata.

De hecho, no son los cubanos que viven allende los mares de la isla quienes sufren restricciones para viajar a Cuba. Es a los ciudadanos americanos a quienes su gobierno no les permite viajar como turistas al país caribeño, y a estas alturas del partido entre Washington y La Habana, aún deben acogerse a doce categorías impuestas por el Departamento de Estado norteamericano.

El problema de Alexis, según afirma el humorista, parece ser que a él le “encantaría actuar para la gente de mi tierra, pero sin que eso suponga que tengo que venderme de una manera que no soy o tenga que hacer concesiones que después yo no me sienta feliz conmigo mismo".

¿Habrá tenido que hacer Valdés alguna concesión durante su presentación en el Mella? Más bien habría que preguntarse cuáles han sido las concesiones que ha tenido que hacer Valdés, para poder ser conductor de espacios de una televisión dominada por un fanatismo anticubano en donde hasta el humor se politiza y no precisamente a favor de la patria que él -pobre desdichado-, ahora extraña.